Blog Alimentación y Cultura (2020-21) A1

Blog creado por los alumnos del Grado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la UPV

Archive for octubre 27, 2020

Un batido que debes incluir en tu dieta

Batido de granada con plátano y anacardos.

Una bomba de vitamina C y antioxidante.

Ingredientes para una o dos raciones:

  • 1 granada pelada
  • 1 plátano mediano maduro
  • 1 naranja pequeña
  • 1 puñadito de hojas de menta
  • 1 cucharada rasa de levadura nutricional
  • 40 g de anacardos
  • Agua fresca
  • Endulzante al gusto

Preparación:

  1. Pela la granada de forma que no quede ninguna hebra blanca.
  2. Pela el plátano y córtalo a dados.
  3. Pela la naranja y pártela a gajos, retirando las hebras.
  4. Lava bien las hojas de menta.
  5. Bate todos los ingredientes juntos, hasta que tenga buena textura
  6. Añade agua suficiente para batir, pero sin que quede aguado.

Consúmelo lo antes posible y añádele, si quieres, una cucharada rasa de lino o chía molidos, que lo espesará y te dará una buena dosis de ácido omega 3 y de proteínas extras.

Endulzar a tu gusto estos batidos pueden crear ciertas expectativas de dulzor. Sin embargo, tanto los plátanos como las manzanas fuji son frutas dulces que te aportarán ese toque que esperar sin enmascarar otros sabores.

Martínez, M., 2020. 3 Batidos Ricos En Proteínas. [online] Cuerpomente. Available at: <https://www.cuerpomente.com/blogs/cocina-vegana-marta/batidos-ricos-proteinas_7163> [Accessed 27 October 2020].

Un poco de pan en ese azúcar.

Hablamos del llamado «pan» ofrecido cómo bocadillo en la cadena de comida rápida Subway, ¿y por qué «pan» entre comillas? Pues según el Tribunal Supremo de Irlanda, dicho pan no puede ser llamado como tal debido a la elevada cantidad de azúcares que posee.
Panes y aderezos | SUBWAY.com - República Dominicana (Español)

Todo esta disputa comienza cuando la cadena lleva a los tribunales su queja proponiendo un reembolsar el 9,2% del dinero invertido en impuestos que pagaron por este alimento, y que sin embargo ellos no pudieron recuperar con la venta de sus bocadillos.

Sin embargo, el resultado no fue del agrado de la cadena, ya que en el jurado se llegó a la conclusión de que el pan comprado no podía ser considerado alimento de primera necesidad, teniéndomela en cuenta que el 10% del peso de su harina son azúcares (superando en un 8% el máximo), y por ende tampoco se le debería eliminar el 9,2% de impuestos.

En conclusión, el resultado fue la negación de dicha demanda, debido a que el pan que se vendía no se consideraba de primera necesidad, sino un capricho en Irlanda.